Emociones

Me estoy leyendo el libro “Brújula para navegantes emocionales” de Elsa Punset. Es interesante pero en muchas ocasiones trata sobre la educación de los hijos pequeños y ya adolescentes, y no es un tema que me afecte demasiado. Pero acabo de entrar en un capítulo que explica muy bien algo que yo he sentido algunas veces y como que lo intuía pero no lo sabía explicar. Espero que la autora no se enfade conmigo si copio una pequeña parte de su libro aquí.

“La denominación de emociones-choque y emociones-contemplación, del profesor francés M. Lacroix, es interesante porque distingue entre dos formas muy diferentes de entretenimiento y de cultivo mental. La primera, muy corriente en nuestra sociedad, se basa sobre el impacto violento, que genera sensaciones inmediatas por su crudeza o porque el estímulo se suministra con una repetición adictiva. Este tipo de emociones-choque no requieren un esfuerzo por parte del espectador, que se somete pasivamente a estímulos de rápida recompensa. Las emociones-contemplación, en cambio, requieren una interacción activa y personal entre el estímulo y la persona que lo recibe, y conforman un bagaje cultural y estético para el que las disfruta.”

A continuación la autora pone ejemplos de algunas emociones-choque, como son las discotecas, la videoconsola, los reality shows… y de algunas emociones-contemplación, como leer poesía, meditar, estar en contacto con la naturaleza…

Yo llegué a esa idea con un ejemplo más concreto. Era la época en la que estaba enganchada a dos series de televisión, Perdidos y Prison Break. Me encantaban, las disfrutaba mucho, esperaba cada semana los nuevos episodios y esa dosis de emoción que me proporcionaban. Pero un día de repente empecé a echar de menos esas películas que me gustaba ir a ver a los cines Albatros o Babel, que eran más lentas, ocurrían menos cosas, pero te dejaban un una sensación en el cuerpo de… no sabía explicarlo. Ahora me lo ha explicada muy bien Elsa Punset “conforman un bagaje cultural y estético para el que las disfruta”, es una “emoción-contemplación”.

Esta entrada fue publicada en emociones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s