¡Atrapados en Cham!

Como conté en mi anterior entrada sobre el desodorate casero, Mitxel y Marta llegaron a Hoi An la semana pasada. Habíamos planeado ir a bucear a Cham el miércoles, en mi día libre, pero no contamos con la teoría del caos y mi jefe me cambió el día libre a última hora porque se iba de vacaciones con los niños a Dalat. Contacté por email con Mitxel y me dijo que no había problema en llegar el martes, pero llegaban a las 7h de la mañana a la estación de autobuses y el barco de la empresa de Rafa sale a las 8,30h del puerto. Esta vez, con la teoría del caos presente en mi cabeza, yo hice los mil planes para preveer cualquier contratiempo… pero no pasó nada, llegaron muy puntuales a las 7h de la mañana y Rafa y yo les esperábamos ya en la estación.

 moto estaciónRafa se fué primero al puerto y como todavía era pronto Mitxel, Marta y yo nos fuimos a desayunar un Banh mi (bocata vietnamita) a un puesto en el mercado.

explicandoYa en el barco Rafa nos dió la explicación previa a la inmersión, lo que llaman “briefing”.

que cara!Algo no me debió quedar claro, jajaja, qué cara pongo!!

posandoAclarado el entuerto posamos para Mitxel.

Durante la segunda inmersión empezó a llover un poco… bastante, pero luego paró, y cuando llegamos a la isla nos enteramos de que la guardia costera había enviado para Hoi An a los demás barcos, pero nosotros pudimos quedarnos a comer. Después de comer nuestro barco también se volvió a Hoi An y nosotros cuatro nos quedamos para pasar una noche en la isla. Al poco Rafa recibió una llamada de Ivan, un compañero italiano que había salido en uno de los primeros barcos: ¿Qué haceis ahí si hay alerta de tormenta tropical? De nuevo la teoría del caos haciendo de las suyas.

Decidimos no preocuparnos demasiado y disfrutar de la experiencia. Yo sí estaba algo preocupada porque tenía que ir a trabajar al día siguiente, mi jefe me había pedido el cambio de día porque quería acostarse temprano el miércoles para salir hacia Dalat el jueves a las 5h de la mañana.

Por la tarde salimos a pasear para conocer el pueblo donde estábamos, de los dos que hay es el más grande, donde está el puerto al que llega el ferry que teníamos que coger para volver a Hoi An.

pagoda chamPaseando fuimos a ver una pagoda a las afueras del pueblo, siempre recordando la serie Perdidos podeis observar el humo negro en la parte superior de la fotografía.

buda pagoda chamEsta pagoda fue reconstruida piedra por piedra en su actual emplazamiento después de que fuera destruida por un terremoto.

pagoda estanque chamLa estatua de Buda estaba rodeada de un estanque lleno de flores de loto.

flor loto pagoda chamPaisaje pagodaRafa nos contó que ésta era la única zona llana de la isla y en la única que pueden cultivar arroz.

vieja pagodaLa vieja pagoda estaba habitada por un monje muy mayor que hizo una pequeña ceremonia cuando llegamos, ya que llegaron al mismo tiempo un grupo de hombres vietnamitas que participaron de la ceremonia, nosotros nos quedamos atrás observando. Al terminar el viejo monje se quedó tocando un bong de forma continua.

Estábamos alojados en una Guesthouse, algo así como un hostal en España, y teníamos dos bonitas habitaciones en el piso de arriba, con una terraza con vistas al mar. Por la mañana al despertarnos lo primero que hicimos fue mirar hacia el mar y… genial!! un poco nublado pero el mar como un plato. Pero las noticias que le llegaban a Rafa eran negativas, la guardia costera no dejaba salir a ningún barco por la alerta de tormenta, estábamos atrapados en Cham!

Salimos a hacer otra excursión hacia el otro pueblo, más pequeño, hay un camino que va de pueblo a pueblo por un lado de la isla. A mitad del camino está el pequeño barranco que baja a la playa donde tendríamos que comer. Con la energía matutina y la energía que da el darle a la lengua nos vimos enseguida que habíamos llegado al otro pueblo.

arreglando la chancletaRafa haciendo un apaño en el camino al rompérsele la chancleta.

Era un pequeño pueblo pesquero, enseguida que llegamos nos captó una señora y nos llevó a su casa para que bebieramos algo, nos sacó cervezas y algo para picar. Después de unas cuantas cervezas…. nos volvimos por el mismo camino para coger el barranco que nos llevaría a la playa donde teníamos encargada la comida.

Después de comer nos relajamos en la playa.

playa cham¡Sí que estaban Marta y Mitxel, no os lo terminabais de creer!

A la mañana siguiente habían levantado la alerta por tormenta tropical, tormenta que no había aparecido en ningún momento. A Rafa le recogió una barquita para ir directo a trabajar por la mañana, y nosotros tres esperamos la salida del ferry a las 11,30h para volver a Hoi An.

ferryVisita corta pero intensa, desde luego yo no vuelvo a planear nada, todo sale siempre del revés!

Gracias Marta y Mitxel por visitarnos, nos vemos en octubre!

Edito para agradecerle también a Mitxel que me haya prestado sus fotos para esta entrada, son las que tienen un tamaño más pequeño y son cuadradas.

Esta entrada fue publicada en Hoi An, vacaciones, Vietnam. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¡Atrapados en Cham!

  1. Lucía dijo:

    que chulo! 🙂

  2. rubencebrian dijo:

    hola tia llevo tiempo sin escribir…ayer en Teresa no pude dormir porque llovio muxo y tronava bueno adios besos.Ruben

    • Pilar dijo:

      Hola Rubén! Por lo menos llevabas un año sin escribir, jajajaja. No te preocupes, ahora nos veremos pronto, que vamos en octubre y como ha llovido mucho seguro que estará todo verde muy bonito y con el rio lleno de agua. Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s