Última cena en la playa de Cua Dai

Hace poco que Rafa y yo descubrimos que se podía cenar en la playa de Cua Dai de esta forma. Sentados sobre alfombras con lámparas de queroseno y a la luna de Valencia (porque es la misma, no?) Así que cuando tuvimos que proponer un sitio para celebrar la cena de despedida con nuestros amigos y compañeros de casa elegimos este lugar.

El verano se está acabando y también termina la temporada de buceo, Guillaume y Charlie terminaban a finales de Agosto de trabajar en Cham Island Diving Center. Guillaume se iba de la casa el 2 de septiembre y Charlie y Laetitia el día 6. Nos hemos quedado solitos!

Charlie trajo un vino francés, Chateau Valentin, y además pedimos cerveza Larue y Tiger. Para comer sirven marisco principalmente, Rafa y yo hicimos un pequeño esfuerzo 😉 y nos adaptamos al grupo. Pedimos gambas a la plancha, springrolls (traducido rollos de primavera pero son los vietnamitas, no los chinos, muy diferentes), un pescado asado en hoja de plátano, que lo sirven con papel de arroz y verduras para que tú te hagas los rollitos; y calamares a la plancha, que aunque ponía “grilled” a mi me dió la impresión de que eran fritos.

Cenar en la playa sobre la arena tumbados es mágico, sólo ves la luna, los otros farolitos de queroseno de las otras alfombras y mar adentro las luces de las barcas de los pescadores.

El restaurante, o más bien restaurantes, se organizan por hileras, cada hilera de alfombras es un restaurante distinto. Al llegar a la playa te intenta captar la propietaria de una hilera u otra. Como un maitre te llevan a tu alfombra y una vez sentados te dan el menú. Nosotros hemos probado dos distintos y no varía mucho de uno a otro, es más, yo llegué a sospechar que no lo hicieran ellos y que fueran a encargarlo todos a otro restaurante cercano.

Nos lo pasamos muy bien haciendo bromas sobre el idioma español y el francés, la confusión que siempre tienen los no hispanoparlantes con nuestra diferenciación entre el “ser” y el “estar”, que no es lo mismo “ser bueno” que “estar bueno” y así en otros ejemplos…

Creo que para Rafa y para mi también será la última cena en la playa de Cua Dai, porque este año se ha adelantado la temporada de lluvias y nos está lloviendo todos los días. El termómetro del reloj del comedor marca 25 grados y son las 11,30h de la mañana, a estas horas solía marcar 31º, menudo cambio!

À bientôt nos amis!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoi An, Vietnam. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s