Seguimos con el café…

Como toda produccion que no sea para autoconsumo o para pequeño comercio, la producción de café en Vietnam también tiene su parte negativa. Quiero compartir con vosotros un artículo de una ong que se dedica a la protección de los bosques tropicales (WRM).

Vietnam: Impactos sociales y ambientales de la producción de café para exportación

El gobierno vietnamita enfrenta un problema. En la última década promovió activamente el cultivo de café. Como resultado, cientos de miles de pobladores de las tierras bajas de Vietnam se trasladaron a las tierras altas del centro del país para cultivar café. Con el derrumbe de los precios del café en el mercado internacional, los campesinos están perdiendo. Entretanto, los pueblos indígenas de las tierras altas del centro del país están cada vez más preocupados por la pérdida de sus bosques y tierras en barbecho devorados por las plantaciones de café.

Vietnam produce más café robusta para exportación que ningún otro país en el mundo. También vende su café al mundo a los precios más bajos, lo que ha determinado que otros países productores de café acusen al café barato de Vietnam de ser uno de los causantes de la caída de los precios del café a nivel mundial. Otra razón es la superproducción de café en todo el mundo, a la cual Vietnam también ha contribuido.

Doan Trieu Nhan, presidente de la Asociación de Café y Cacao de Vietnam (Vietnam Coffee and Cocoa Association -Vicofa ) declaró recientemente en la Conferencia Mundial del Café en Londres, que “los cultivadores de café vietnamitas han ampliado sus plantaciones en forma espontánea sin cumplir con los planes y pautas del gobierno. El café robusta es cultivado en todos los lugares posibles.” Sin embargo, estas declaraciones no se ajustan mucho a la verdad. Durante años el gobierno vietnamita ha alentado a los pobladores del delta del Mekong en el sur y del delta del río Rojo en el norte a trasladarse hacia las tierras altas del centro, en parte para aliviar la presión poblacional en los deltas, pero también para colonizar en forma efectiva las tierras altas. El cultivo del café es una de las principales fuentes de ingresos de estos emigrantes.

En 1994, los precios del café llegaron a su punto más alto de los diez años previos, y al año siguiente el café era el segundo rubro de ingresos por exportaciones de Vietnam. La promoción realizada por el gobierno del cultivo de café parecía estar funcionando, y determinó que el gobierno convocara a duplicar el área de plantaciones de café. En 1999, Vietnam era el tercer exportador de café del mundo, detrás de Brasil y Colombia. De acuerdo con Vicofa, los cafetales cubren hoy más de 400.000 hectáreas, de las cuales 300.000 están ya maduras para su cosecha. En los próximos años la producción de café de Vietnam continuará creciendo aún más.

Prácticamente todo el café de Vietnam se exporta, y solamente un 4 % de la producción se destina al consumo interno. Los principales mercados de exportación del café vietnamita son Alemania y Estados Unidos.

Más de 400.000 personas se han volcado a la provincia de Dac Lac desde 1996, y muchas terminaron cultivando café. La caída de los precios del café en el mercado internacional representa una amenaza para la fuente de sustento de miles de cultivadores de café, y el gobierno ha intervenido, a veces subsidiando las exportaciones y en otras ocasiones suspendiendo la exportación de café, con el argumento de que el precio es demasiado bajo.

Los cultivadores de café han eliminado más de 74.000 hectáreas de bosque solamente en la Provincia de Dac Lac. El agua extraída de los ríos para irrigar las plantaciones de café ha determinado escasez de agua para otros usuarios, y algunos ríos se secan durante parte del año. La erosión del suelo se ha transformado en un problema, ya que durante los primeros años, hasta que crecen los arbustos de café, el suelo está completamente expuesto.

La población de las tierras altas, en gran parte perteneciente a grupos indígenas como los Jarai, Bahnar y Ede, ha visto como sus bosques y tierras en barbecho se convierten en plantaciones de café. En febrero de este año, miles de personas tomaron parte en las protestas que se llevaron a cabo durante dos semanas en Dak Lak y las provincias vecinas de Gia Lai contra la invasión de sus tierras por parte de los vietnamitas provenientes de las tierras bajas. Una razón fundamental para estas protestas fue el papel del gobierno en la conversión de las tierras de estos pobladores en plantaciones de café.

En vez de resultar en que el gobierno hiciera esfuerzos para atender las preocupaciones de los pobladores, las protestas dieron lugar a una represión importante por parte de las autoridades. Entre tanto, en un intento de apaciguar los caprichos del mercado mundial de café, el gobierno vietnamita prometió que en los próximos años “eliminará” aquellas plantaciones de café que estén fuera de las “áreas planificadas”.

Por: Chris Lang.

Fuente: Boletín Nº 46 del WRM, Mayo de 2001

Esta entrada fue publicada en Ecología, Vietnam. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s