Paseando por Valencia

Es curioso que tras vivir 35 años en Valencia nunca me hubiera fijado en la floración del palo borracho. Hace cosa de un mes volvía de yoga caminando y al pasar por el antiguo cauce del río Turia me soprendió ver unos árboles en flor, pese a estar en noviembre, me acerqué y vi que era un árbol que conocía “de vista”, un árbol con puas como de rosal en el tronco. Siempre me había llamado la atención en mis paseos por el río. Pero la visión que tienes desde arriba, a nivel de las calles, es diferente que el que tienes abajo en el cauce. Y desde arriba la vista era fascinante.

El palo borracho pertenece a la familia de las Bombacáceas y forma parte de la flora autóctona del Brasil austral, sudeste de Paraguay y noreste de Argentina. Esta familia incluye varios géneros, pero sólo nos referiremos a dos: Ceiba speciosa (palo borracho rosado, samohú, samuhú, palo botella, painero) y Ceiba chodatii, conocida anteriormente como Chorisia insignis K. (palo borracho blanco, yuchán, chorisia, barrigudo), cuya principal diferencia es el color de sus flores.
Es un magnífico árbol caducifolio, corpulento, floribundo, que puede alcanzar los 25m. Su tronco, generalmente globoso, abultado en el tercio inferior y más delgado hacia la copa, suele ser recto en algunos casos, sobre todo en los montes originarios, densamente poblados.
La corteza, verde y lisa en ejemplares jóvenes, se va tornando grisácea, gruesa, rugosa, agrietada y provista, en la mayoría de los casos, de aguijones cónicos, más o menos notorios.

Las hojas son alternas, compuestas, palmadas, con 5-7 folíolos de borde aserrado y terminadas en punta, largamente pecioladas.
Las hojas tiernas de la primavera tienen un bello color verde claro broncíneo.
Ver de cerca la preciosa flor del palo borracho es sorprendente: grande, solitaria o en grupos de 2 ó 3, perfecta (posee androceo y gineceo), con 5 pétalos espatulados, de bordes ondulados, unidas a las ramas por un largo pedúnculo; su aspecto recuerda a algunas liliáceas, como amarilis, azucenas o hemerocalis. Sus 5 estambres están unidos, formando un tubo de 6-8cm., algo más corto que el delgado tubo del estilo y estigma.
El colorido varía según el género: desde rosados a rojizos, con el centro más claro y presencia de líneas purpúreas, hasta blancos cremosos, con el centro amarillento y marcas lineales oscuras.

El fruto es una cápsula ovoide, grande, 12-20 cm. de largo y 5-8 cm. de diámetro, péndula, verde al principio y castaño oscuro cuando madura, dehiscente (apertura espontánea), que contiene gran cantidad de pelos blancos y sedosos, envolviendo las pequeñas semillas oscuras. Esta característica facilita su diseminación anemocora (por acción del viento).
Los colibríes utilizan esas suaves hebras para construir sus nidos.


El palo borracho florece abundantemente entre Septiembre y Diciembre, aún después de haber perdido su follaje.
Esta extensa y generosa floración engalana el cielo. Es una maravilla caminar bajo los árboles cuando caen sus flores; el contacto íntimo con la naturaleza siempre debe ser tenido en cuenta, creo que nos reconcilia con la vida.

Fuente: http://susanatoscano-losarboles.blogspot.com/2011_02_01_archive.html

Esta entrada fue publicada en Ecología, plantas. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Paseando por Valencia

  1. Susana dijo:

    Es interesante ver que mi publicación acerca del palo borracho haya interesado, al punto de reproducirla en este website, inclusive las imágenes escaneadas por mí, de las hojas y la flor de este magnífico árbol. Una pequeña crítica: no era necesario modificar la época de floración, con aclarar que la original pertenecía al hemisferio sur, era suficiente para que los lectores del hemisferio norte realizaran la adaptación correspondiente. De cualquier forma, lo importante es divulgar el amor por los árboles. Un saludo.
    Susana Toscano (Bs.As. Argentina)

  2. pilarclay dijo:

    Espero que no te haya molestado la copia, he citado la fuente. Llevaba un tiempo queriendo hacer una entrada sobre el palo borracho, al final lo he hecho deprisa y corriendo y tu información era buena y breve (dos veces buena). Ya me hubiera gustado llevar la cámara el día que vi aquella maravillosa escena, y como ya no vivo en Valencia no sé si tendré otra ocasión.

    • Susana dijo:

      No me molestó para nada la copia, la hiciste con respeto y evidente interés por transmitir este tipo de información. Y mi opinión acerca de la época de floración, según el hemisferio del que estemos hablando, es sólo porque creo que no aclararla contribuye a despertar curiosidad en los lectores, induciéndolos a prestar atención y descubrir por ellos mismos, cuándo se producen los cambios en los árboles de su región. Cuanto más sepan de ellos, más los amarán y protegerán ¿no crees?
      Gracias por tus elogiosos conceptos y por visitar mi blog. Haré lo propio con el tuyo.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s