Finales de otoño en Teresa

Prácticamente estamos acabando el otoño, son los últimos días antes de que llegue el invierno. Ya llevamos algún tiempo escondiéndonos en casa asustados por el frío. El mes de noviembre ha sido lluvioso, otro motivo por el que quedarse en casa, pero estos días está saliendo el sol y me apetecía salir al campo a que me diera el sol.

Además he recordado que era la época para recoger escaramujos:

https://delossosojoslorando.wordpress.com/2011/03/28/el-escaramujo-o-rosal-silvestre/

Tenía una hora libre y recordaba que en el camino de subida al refugio del agua había un rosal silvestre, me daba tiempo a ir y venir en este tiempo.

Esta es la época de la oliva, todo el pueblo está enfocado en este cultivo, en la recolección. Este año no ha habido una gran cosecha, suele ser “añera”, esto quiere decir que hay buena cosecha un año sí y otro no. Y el año pasado fue de los mejores que se recuerdan.

Otros de los cultivos propios de esta época y esta tierra son los caquis y las manzana.

El caquí ya está al final de su temporada, no hay una economia de este fruto, sino que se tiene un árbol o dos para casa, pero da tal cantidad de fruto que suele ser demasiado para la familia, por eso y por el abandono de la tierra, se suelen ver algunos árboles como éste repletos de caquís pudriéndose en el árbol. No es despilfarro, algún animal se los comerá, o volverán a la tierra como abono verde.

He leido hace poco que “dicen que el caqui empezó a cultivarse por aquí”. http://www.levante-emv.com/fin-semana/2011/11/14/planes/que-hacer/palancia-duro-dulce/20665.html

El manzano no sé si es oriundo de esta zona, pero en los años 70/80 se favoreció su cultivo y tuvo mucho éxito. Cuando yo era pequeña la época de la manzana era tan importante o más que la de la oliva. Pero los manzanos enfermaron y murieron y hoy es un cultivo abandonado.

Quedando algún resto que nos recuerda con tristeza que fueron importantes para nosotros en su día.

Estos tres cultivos te los encuentras nada más salir del pueblo por el camino de hombría (umbría), entre otros cultivos, principalmente las huertas con hortalizas.

Por fín llego al camino del refugio y me recreo con la acequia que pasa por ahí.

Empiezo a subir por el camino del refugio y el sol me deslumbra por lo que temo no ver el rosal silvestre que creo recordar que estaba por ahí.

Por fin lo veo, está a la derecha del camino, pero me llevo una desilusión, porque el fruto parece pequeño y todavía algo verde.

Hay unas vistas muy bonitas desde esta altura de la montaña.

No cojo muchas, porque encuentro resistencia al cogerlas, el escaramujo no está maduro, puede ser porque ésta es la parte de umbría de la montaña, y me vuelvo para casa algo decepcionada.

Pero en el camino de vuelta me llevo una sorpresa, en un huerto abandonado donde suelo coger moras hay otro rosal silvestre y éste lleno de escaramujos maduros, algunos muy maduros.

Es difícil cogerlos, porque los pinchos del rosal se te enganchan a la piel y a la ropa, aun así he cogido unos 200 gramos en total.

 

Esta es mi cosecha:

Nota: no controlo muy bien el tema de subir las imágenes, no están donde yo las he puesto, así que no es que las ponga de forma artística, sino que se mueven como quieren sin mi consentimiento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cosmética natural, Ecología, feminismo, plantas, Teresa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s