Max Aub y la República.

Esta tarde he asistido a un acto de la fundación Max Aub en Segorbe. Era la presentación del libro El limpiabotas del Padre Eterno y otros cuentos ciertos: la mirada del narrador testigo, de Max Aub, obviamente.

Presentaba el libro D. Javier Lluch-Prats, antiguo becario de la fundación, y ahora profesor universitario y tal tal tal… que no recuerdo. Ha leido su conferencia llamada La escritura literaria concentracionaria: otro modo de contar la Historia. Javier se centra en la figura de los campos de concentración o de exterminio a lo largo del siglo XX,  la de los intelectuales que padecieron este encierro y de cómo reaccionaron posteriormente a ellos. Habla del sentimiento de culpa que tuvieron muchos por haber sobrevivido, cuando tantos no lo hicieron, y pone el ejemplo del italiano Primo Levi,  que en su libro Si esto es un hombre trata de la deshumanización tanto del preso como del carcelero. Como anécdota, añado yo, Primo Levi estuvo en Auschwitz y fue uno de los veinte supervivientes de los 650 judíos italianos que llegaron en su misma remesa.

También deciden, estos intelectuales, que es importante no olvidar y para ello se dedican a escribir sobre sus experiecias. El libro que han presentado hoy precisamente es una recopilación de relatos de esta época de Aub y de su recorrer los campos de concentración de Roland Garrós, en París; el campo de internamiento de Vernet d’Ariège, en los pre-pirineos franceses y finalmente el campo de Djelfa en Argelia.

Al acto han acudido el jurado de los premios de cuentos Max Aub, Nativel Preciado, Jorge Martínez Reverte y Andrés Trapiello; y Elena Aub, hija del escritor (en la foto).

El acto era a las siete y media, yo he llegado pronto y estaba el salón vacío, tenía la multiple opción de poder sentarme donde quisiera, he respetado la primera fila, porque se supone que ahí se sientan siempre los invitados “vip” y me he sentado en la primera silla de la segunda fila. Pasaban los minutos, eternos para mi, y la gente ha ido llegando. Cuando han entrado los que se han sentado en primera fila se ha oido un poco de revuelo, yo en la inopia, no he reconocido a los tres ilustres miembros del jurado. Pero entonces ha llegado una encantadora anciana de cabello blanco y se ha sentado delante de mi, lo sospechaba pero pronto han confirmado que era Elena Aub, mi visión de ella era muy parecida a ésta que he encontrado en internet.

Después de la presentación , Javier Lluch-Prats, como es habitual, ha preguntado si había dudas o comentarios de los que allí estábamos. Jorge Martínez Reverte ha pedido la palabra y ha puesto una objeción a la conferencia de Javier. Según él Javier ha dicho que durante la transición hubo un “pacto de silencio” y él, como escritor y periodista de la época, se siente molesto porque no cree que fuera cierto. Tras él, sus colegas, Nativel Preciado y Andrés Trapiello, le han apoyado y reforzado en su opinión. Y aquí es donde yo estaba comiendome los puños. Una vez pescado el nombre de Andrés Trapiello y supuesto ya que los otros dos no eran de Segorbe, quería dar mi opinión pero esa verguenziña tonta que a veces sufro me ha hecho tragarme mis palabras con patatas, cohibida ante tan ilustres personajes y la perfección de su lenguaje.

Aquí, en mi blog semiprivado, me voy a dar la revancha, preparaos lectores inexistentes…

Resulta que yo nací en Valencia, en 1973,  viví durante dos años en dictudura, luego vino la transición y realicé mis estudios en la feliz democracia, he llegado hasta la Universidad, entonces… por qué nadie me había hablado de la existencia de Max Aub? ¡Es un escritor valenciano! Puede que yo no haya sido la persona más activa intelectualmente,  pero siempre me ha gustado leer, principalmente literatura española, y siento debilidad por la generación del 27. ¿No es extraño?

La primera vez que supe algo de Max Aub fue en Segorbe, conocí la existencia de la fundación pero ni siquiera me sonaba su nombre, y ya que es tan raro (su padre era alemán y su madre francesa) pensé que sería algún autor extranjero y tampoco le di importancia. Ha sido precisamente este pasado año, con la colección de Biblioteca de pensamiento crítico que ha regalado el periódico Público, que cayó en mis manos La Gallina Ciega, de Aub y aluciné con el escritor y con el pensador, ya que es un libro autobiográfico, que relata su única visita a España después de su exilio en México.

Casualmente, también cayó en mis manos hace poco otro libro, La República y la Guerra Civil de Gabriel Jackson, y me lo estoy leyendo en estos momentos, no lo he acabado. Pero yo me planteo cómo es que en mis 38 años, y principalmente en los años que duró mi educación reglada, no he tenido la obligación de saber la historia reciente de mi país. Hubo pacto de silencio? Yo creo que sí.

Es cierto que hay dos versiones de los hechos, pero se nos debío (y se debe) dar la oportunidad de conocer las dos, o todas las que haya. La tristeza que yo estoy sintiendo al leer como se mataban los unos a los otros me parece una buena vacuna para no caer en los mismos errores. Aunque esta semana estoy muy pesimista, creo que somos incorregibles los seres humanos, acabo de leer estos días la noticia del tráfico de órganos llevada a cabo por la guerrilla kosovar con prisioneros serbios y no sé hasta donde puede llegar nuestra brutalidad y barbarie.

En nuestro día a día, reflexionamos sobre cada acción que realizamos y sus consecuencias o simplemente nos dejamos llevar por la vida?

No voy a acabar con amargura ya que hoy es el día que celebramos el 80º aniversario de la proclamación de la 2ª República española… y mañana es mi cumpleaños!

Feliz día de la República y felices 38 años!

Esta entrada fue publicada en libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s