¿Resfriado común o alergia primaveral?

Cada año con la llegada de la primavera yo me constipo.

Ya cuando estudiaba BUP me pasaba,  yo lo achacaba a que terminaba los exámenes de recuperación de la segunda evaluación y llegaban las fallas y todo ese sobreesfuerzo me pasaba factura.

Uno de los motivos por los que hice la dieta de eliminación de primavera fue porque me dijeron que una limpieza del organismo evitaría los síntomas de primavera, como los constipados. Al constiparme igual este año he empezado a pensar que tal vez es una alergía primaveral, yo soy una persona alérgica (aunque no sepa a qué) y sufro varias crisis al año en forma de habones en la piel, además mis alergías siempre han estado relacionadas con mis estancias en Teresa, por lo que puede ser a algo vegetal o animal. Hace unos años solicité las pruebas de la alergía, me hicieron los básicas, a las gramineas y a insectos, y me salió negativo, pero vamos, que lo de las alergias es un mundo muy complicado.

He buscado la solución en internet, donde hay muchos sitios donde hablan de esta posible confusión, empezemos por las definiciones básicas:

El resfriado común, catarro o resfrío es una enfermedad infecciosa viral leve del sistema respiratorio superior que afecta a personas de todas las edades, altamente contagiosa, causada fundamentalmente por rinovirus y coronavirus. Los síntomas principales son estornudos, secreción nasal, dolor de cabeza, goteo y congestión nasal, ojos llorosos, picor, dolor o flema en la garganta, tos, cansancio y una sensación de malestar general. Es una de las enfermedades más comunes que, por lo general, dura entre 3 y 10 días. Aunque el resfriado común no tiene cura, los síntomas generalmente se resuelven espontáneamente en 7 a 10 días, con algunos síntomas pudiendo permanecer hasta por tres semanas.

El resfriado es distinto de la gripe, una infección viral más grave del tracto respiratorio que muestra síntomas adicionales: fiebre en aumento, temblores y dolores musculares, aun cuando muchas personas confunden ambos términos.

La alergia es una hipersensibilidad a una partícula o sustancia que, si se inhala, ingiere o se toca produce unos síntomas característicos.

La sustancia a la que se es alérgico se denomina “alérgeno”, y los síntomas provocados son definidos como “reacciones alérgicas”. Cuando un alérgeno penetra en el organismo de un sujeto alérgico, el sistema inmunitario de éste responde produciendo una gran cantidad de anticuerpos llamados IgE. La sucesiva exposición al mismo alérgeno producirá la liberación de mediadores químicos, en particular la histamina, que producirán los síntomas típicos de la reacción alérgica.

Una alergia es una reacción anormal, inadaptada y exagerada del sistema inmune ante sustancias que comúnmente no son bien toleradas.

Fuente: Wikipedia

Ahora bien, la diferencia entre los resfriados y la alergia es la época del año. El descenso o aumento brusco de las temperaturas frecuente en esta época del año, provoca que, por confusión, muchos casos de alergia no sean tratados adecuadamente.

El dolor de cabeza, los estornudos, el goteo nasal o el picor de garganta son algunos de los síntomas de la alergia y se asemejan enormemente a los de un resfriado.

Aunque también la duración es diferente: una alergia puede prolongarse durante semanas o meses, mientras que los síntomas de un resfriado suelen remitir en una semana. Asimismo, los síntomas de la alergia aparecen de repente, mientras que el resfriado va apareciendo progresivamente.

Después de la búsqueda en internet yo sigo tan confusa, a mi siempre me empieza igual, me levanto una mañana con un leve picor en la garganta, y pienso aquello de poltergeist “ya están aqui….” y ya puedo taparme, empezar a tomar remedios naturales, cosas calientes… que nada, sí o sí me voy a constipar. Cada año es igual, o con algunas modificaciones, este año me he quedado afónica y he tenido una fuerte tos seca a la hora de dormir. Y a los pocos días ha desaparecido como llegó, sin influir yo para nada.

La conclusión que saco es que ha sido con resfriado común, y desconozco las causas por lo que desconozco también el cómo evitarlo el próximo año.

Algunos remedios naturales que he aprendido este año para la tos seca:

– La primera noche me puse una gota de aceite esencial de menta (ecológica) en el dorso de la mano y la chupé. Ésto lo había probado para cuando tienes la nariz entaponada y funciona fenomenal, sientes como un castillo de fuegos artificiales mentolados en tu cabeza. Para la congestión nasal lo recomiendo siempre, y esta vez para el picor de garganta y la tos seca también.

– La segunda noche probé con la gota de menta… y nada. Cogí una cebolla, la parti en un plato y la dejé en la mesilla de noche, funcionó. Aunque después he leido que es mejor para la tos productiva (cuando se produce una expectoración o expulsión de mucus) porque ayuda a reblandecerla.

– La tercera noche seguí con la cebolla y… más o menos, funcionó unas horas y después me desperté con tos, giré la cabeza hacia el lado de la cebolla y a dormir.

– La cuarta noche la cebolla no funcionaba, un jarabe de miel y pera no funcionaba… no sabía qué hacer, me ahogaba. No se cómo se me ocurrió ponerme la almohadilla eléctrica en la espalda y de repente paró la tos, para el picor y dormí como un bebé toda la noche. Luego he leido en internet que el calor dilata los bronquios, así que el tema debía venir por ahí… de los bronquios, me voy acercando…

Seguiré estudiando el caso para el año que viene.

Esta entrada fue publicada en Ecología, Teresa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s