Dieta de eliminación de primavera I

La primavera es un buen momento para depurar el organismo y limpiar las toxinas que vienes acumulando desde el invierno. En la medicina tradicional china a la primavera le corresponde el higado, y es importante llegar con éste depurado para evitar astenias primaverales, costipados y alergias.

En mi curso de yoga nos han propuesto realizar una dieta de eliminación y yo la estoy siguiendo.

En general no es muy dura, son 18 días y es progresiva, es decir, el día 1 empiezas solamente a cenar ligero, el día 2 dejas aditivos alimentarios, café, té, alcohol, nicotina. Parece sencillo pero hay que tener cuidado con los aditivos, casi toda la comida que compras envasada los lleva. La otra dificultad para mi es dejar de tomar café, hoy llevo 1 semana sin café y mataria por uno. Me dijeron que podría tener un fuerte dolor en la cabeza por la abstinencia del café, no estoy teniendo ningún dolor.

El día 3 dejas el azúcar y los cereales refinados (arroz, trigo…). No hay problema, siempre tengo en casa arroz integral y pasta integral, el pan me ha costado un poco más, porque el que venden en el horno no es de verdad integral, sino refinado y le añaden salvado después. Pero tenía en el congelador unos de molde de harina integral de centeno que me han sacado del apuro. LLevaba dos días sin tomar café y ese martes por la noche es el primero en mucho tiempo que no paso una mala noche obsesionándome con que me tengo que levantar a las 5h a.m. (los miércoles me levanto a esa hora para ir a yoga). Aunque dormí sólo 5 horas, descansé, y luego no pasé la tarde como si fuera una basurilla que no sabía dónde caerme muerta. A partir de ahora voy a probar a no tomar café los martes.

El día 4 te eliminan la carne y el pescado, para mi no es trascendente, no los suelo comer.

El día 5 decimos adios al resto de productos animales (lacteos, huevos, miel), también a las solanaceas (tomate, pimiento, berenjena y patata) y a las frutas ácidas. No puedo almorzar bocata de tortilla de patatas!! Este día hice un arroz en acelgas que estaba buenísimo, con arroz integral, alubias cocidas, acelgas y en vez de patata le puse chirivía. Todavía me daba la impresión de comer con cierta normalidad. Cenamos coles de bruselas con vinagreta oriental y compota de manzana y pera de postre.

Día 6: Elimino frutos secos y legumbres. Aquí ya sufrí un poco en el desayuno, tomé leche de arroz pero no se me ocurrió nada que añadirle al pan de centeno. Para comer me hice rollitos de col rellenos de arroz integral, y para cenar seitán con chips de chirivía, me encanta la chirivía! Todos estos días estoy sustituyendo el café por un café de cereales endulzado con melaza de arroz.

Día 7: Elimina semillas y aceite. Pues aquí ha llegado el verdadero sacrificio, no sé vivir sin aceite. Me hice para desayunar arroz con leche macrobiótico (el arroz es integral, la leche de arroz y el endulzante son las pasas que le echas); para comer arroz integral con verduras al vapor y de condimento jengibre y tamari. Descubrí que el colinabo al vapor está riquísimo. Este día (ayer) empiezo a notar la obsesión por comer, me echaría a la boca cualquier cosa, sueño con la tortilla de patatas, el chocolate… cualquier cosa me apetece. Sólo puedo pensar en comer. Merendé compota de manzana y pera. Cené arroz integral condimentado otra vez con jengibre y tamari.

Día 8 (hoy): sólo puedo tomar sopas de miso…. pero sin aceite!! Yo hago unas sopas de miso muy ricas, sofrío la cebolla y la zanahoria, añado el agua, el alga wakame a trocitos, cuando se pone a hervir añado acelga a tiras y un puñado de fideos integrales. Unos 5 minutos después saco dos cucharones de caldo y disuelvo 1 o 2 cucharaditas de miso en el caldo. Cuando los fideos están hechos bajo el fuego al mínimo, incluso pongo debajo de la cazuela un difusor, y añado el caldo con el miso, que tiene que estar unos 2 minutos al fuego, pero procurando que no hierva. Y ya está. Una vez lo pasas al plato o tazón, le añades perejil o cebollino picado. Tambié la puedes condimentar con gomasio y/o tamari. Deliciosa!! Pero la que me he hecho hoy no puede llevar sofrito, así que las verduras van hervidas, y se nota mucho, es horrenda, o que no sé hacerla bien. Me apetece tanto el aceite que sueño con pegar trago directamente de la aceitera. A ver si va a ser esta mi verdadera adicción, el aceite, nunca lo hubiera pensado.

Por ahora no estoy sintiendo ningún síntoma de descarga (de toxinas) físico, mi problema es mental, tengo ansiedad por comer. Me siento una yonki de la comida. Es curioso que cuando este año entró en vigor la ley antitabaco que impide fumar en los bares yo pensé que así los fumadores se darían cuenta de qué nivel de adicción tenía y de cuánto dependían de este hábito. Lo que nunca pensé es que yo tendría un nivel de adicció similar a la comida, porque el caso es que HAMBRE NO ESTOY PASANDO, lo que echo de menos son sabores y texturas que eran agradables a mi paladar.

Mañana es el día fuerte de esta fiesta, sólo podré beber agua mineral en todo el día… seguiré contando los cambios que sienta.

Aquí os dejo un enlace donde viene esta dieta que estoy siguiendo:

http://blogs.lasprovincias.es/vidasana/2009/3/25/en-primavera-limpieza-depuracion-

Esta entrada fue publicada en Yoga. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s