LA MUJER ROTA

La filósofa, ensayista y pensadora francesa Simona de Beauvoir también
desplegó su faceta literaria, siendo autora de numerosas novelas y
libros de relatos. También su literatura aparece marcada por la línea
filosófica que de Beauvoir siguió: el existencialismo. Sus narraciones
se caracterizan por ser profundamente reflexivas, por indagar en
cuestionamientos del ser –por lo general, mujeres- y por girar en torno
de problemáticas propias de la vida interior.
El volumen La mujer rota está compuesto por tres relatos (de una
extensión que varía entre las treinta y cinco y las ciento cuarenta
páginas) que abordan las vidas de tres mujeres que por una u otra razón
se hallan, en determinado momento de sus vidas, en un callejón sin
salida. “Me siento solidaria de las mujeres que han asumido su vida y
que luchan por lograr sus objetivos; pero eso no me impide –al
contrario- interesarme por aquellas que, de un modo u otro, han
fracasado, y por esa parte de fracaso que hay en toda existencia”, dice
al respecto de Beauvoir.
Así, el primero de los tres relatos, La edad de la discreción, la
protagonista tropieza con la fatalidad inevitable de la edad. Ve
disolverse sus posibilidades junto a los ideales de su juventud (a los
que siente que su hijo traiciona), está resignada a la compañía vacía de
su marido, con quien está sujeta a vivir esta última aventura que es
envejecer, sin tener elección. El segundo y más breve relato, Monólogo,
es el desahogo de una mujer a la cual el egoísmo ha dejado sola y
resentida para con todos quienes alguna vez estuvieron a su lado. El
tercer relato, La mujer rota, es en sí mismo una nouvelle, la historia
de una mujer desgarrada frente a la infidelidad de su marido. Al perder
su amor y verlo alejarse sin remedio, se da cuenta del error que cometió
al construir su vida basada en la dependencia conyugal, perdiéndose a
sí misma por el camino. 

Opinión personal: El primer relato, La edad de la discreción, me ha dejado fascinada, como describe la relación de pareja, con la defensa de los ideales, y el tema de los hijos que yo siempre he pensado, los padres creen que los hijos son parte de ellos, cuando estos resultan ser seres independientes, con filosofías de vida independientes, y hasta qué punto te puede desilusionar como padre que tu hijo no comparta las mismas ideas.
El segundo relato, Monologo, es curioso en tanto que te adentras en el pensamiento de una persona desequilibrada y puedes sentirte en su cabeza.
Y el tercero, La mujer rota, es desolador, y llegas a sentir esa desesperación y esas  dudas que todos hemos sentido en algún momento de  nuestra vida.
Lo que más me impresiona de los tres relatos es la capacidad de la escritora de hacerte sentir lo que sienten las protagonistas, y sentir su angustia como propias, sus dudas como propias, hacía tiempo que  no sentía algo así. Simone de Beauvoir tiene una nueva fan. Aquí dejo unos links sobre el tema:

Simone de Beauvoir
El Periodico

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en feminismo, libros. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s